List

Las haciendas de los distintos estados europeos se veían, a comienzos de la Edad Moderna, como organismos obsesionados por aumentar el volumen total de ingresos y conseguir limitar el gasto. Sin embargo, muchas veces la Administración se mostraba impotente en su intento de consolidar el poder central frente al señorial y de responder a las cuestiones exteriores, que muchas veces requerían de una diplomacia persuasiva y de un ejército temido, algo que absorbía grandes dotaciones económicas. Además, unidos a los gastos que generaban el mantenimiento del prestigio en el exterior se encontraban los que eran fruto del derroche cortesano y de las acciones de propaganda del monarca entre sus súbditos. Es especialmente significativo el caso de la Monarquía Hispánica en el siglo XVI, puesto que aunaba bajo una misma corona territorios muy lejanos en los que el rey tenía que hacerse presente mediante toda una serie de delegados que nutrían una compleja burocracia.

Entre los países que se beneficiaban de los gastos de la monarquía de Felipe II podemos destacar Génova, un pequeño estado situado en un lugar estratégico, ya que durante muchos años la Península Ibérica y Flandes estuvieron conectadas a través del llamado “Camino Español” que arrancaba, precisamente, de Génova. Esto explica la presencia de muchos hombres de negocios oriundos de aquel estado Italiano y que supieron sacar buena cantidad de dinero de los reyes hispanos. Así se forjaba una relación entre Génova y la Monarquía Hispánica que va más allá de meros tratos comerciales, detrás de los negocios estaba una relación diplomática que se presentaba como una pesada carga para los Austria.

Es muy interesante analizar la naturaleza de las relaciones establecidas entre los genoveses y los monarcas hispanos, con los que hubo numerosos negocios financieros que salvaron unas veces y condenaron otras a la Hacienda Real.

Sin ninguna duda, la demanda de empréstitos por parte del Estado contribuyó al desarrollo de las finanzas. Destaca entre los demás reinados el de Carlos V, estudiado en profundidad por Ramon Carande en su célebre obra Carlos V y sus banqueros. En efecto, el primero de los Austrias recurrió a los financieros (especialmente genoveses y alemanes como los Spínola y los famosos Fugger) para obtener anticipadamente la liquidez necesaria para financiar sus campañas militares, con la garantía de la recaudación fiscal en Castilla y las remesas de plata americana. Estos créditos eran, en realidad, una solución a corto plazo, puesto que con el tiempo suponía un creciente aumento de la deuda pública, elevada por los intereses de los préstamos, y la incapacidad de la Monarquía para hacer frente a los plazos de vencimiento. En época de Felipe II esto se tradujo en varias bancarrotas, es decir, momentos en los que la hacienda real se declaraba insolvente, convirtiendo la deuda flotante en deuda consolidada. La primera declaración de bancarrota se produjo en 1557. Entonces la deuda flotante alcanzaba las dos terceras partes de los ingresos ordinarios de la Corona. La segunda tuvo lugar en 1560 y sólo pudo ser salvada temporalmente. En 1574 Juan de Ovando, presidente del Consejo de Hacienda, demostró que las deudas corrientes alcanzaban 74.000.000 de ducados, mientras que los ingresos previstos para ese año ascendían a 5,6 millones. En 1576 el Estado hubo de declararse de nuevo en quiebra, lo que provocó el colapso económico de Amberes, principal centro financiero de Europa, y la decadencia de las ferias castellanas. De nuevo en 1596 se sobrevino una nueva bancarrota. Sin embargo, la situación no mejoró con el tiempo y la serie de bancarrotas continuó a lo largo del siglo XVII.

2 Responses to “ESTADO Y FINANZAS”

  1. Philipus II hispaniarum et indiarum

    Como estudiante de Historia en 3º de carrera, y especialmente interesado en la Historia Moderna de España, no puedo sino agradecerte los diferentes artículos de tu blog. Sin embargo, en el último me han chocado varios datos; por un lado, señalas los elevados costes de la diplomacia para las cancillerías europeas;debieras tener en cuenta, que los gastos de representación de las embajadas, corrían a cuenta de los propios embajadores, y no a cuenta de las arcas públicas. Casos de ruina entre los aristócratas nombrados embajadores, se cuentan varios.

    Por otro lado, los datos de las bancarrotas me plantean serias dudas; me gustaría que colgaras las fuentes en las que te basas para las de 1557 y 1560 especialmente, ya que los únicos artículos que conozco, en su mayoría del Prof. Carretero Zamora, no las contemplan.

    De nuevo, gracias por colgar estos datos, que a buen seguro nos ayudan a muchos en nuestras tareas académicas.

  2. Rosa

    En primer lugar, quisiera agradecerte la colaboración en el blog. Todas las opiniones son valiosas y las agradezco, especialmente si son productivas y permiten el debate.

    Un vez dicho esto, quisiera comentarte que al hablar de los gastos de la diplomacia no me estoy refiriendo a “sueldos” de los embajadores, sino que en realidad estoy haciendo mención a los costes a los que tenían que enfrentarse los estados para mantener buenas relaciones con sus vecinos. Más en concreto estaba pensando en el caso de Génova, que debido a que era la puerta de entrada al “Camino Español”, que comunicaba el Mediterráneo con Flandes, obtenía una serie de concesiones de la Monarquía Hispánica. Entre otras cosas, los monarcas hispanos tuvieron que pagar con buena moneda a los banqueros genoveses en un momento de crisis general porque el peligro de tener descontentos a éstos podría significar un problema político serio.

    Otro ejemplo en el que las relaciones diplomáticas suponen un gasto elevado sería el caso francés y su relación con Suecia. Para mantener a un aliado en el norte, Francia tendría que pagar periódicamente una importante cantidad de dinero en subsidios que en alguna ocasión, no pocas, fueron especialmente gravosos para un país que estaba enfrascado en continuos conflictos.

    Quiero pedir perdón a mis lectores porque puede que en el artículo no haya sabido exponer correctamente lo que tenía en mente. Por eso, gracias querido lector por darme la oportunidad de aclararlo.

    Respecto a las fuentes, también lamento no haberlas citado, pero la mayoría de los datos proceden de multitud de fuentes distintas y por evitar que la lectura fuese pesada, con muchas notas a pie de página, opté por desatender esa cuestión. Sobre la cuestión de los libros al respecto de las bancarrotas, para la economía de Felipe II me basé en el estudio de Fernand Braudel: El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en época de Felipe II. En eso libro, de obligada lectura para cualquier modernista, hay una parte en la que comenta que el siglo XVI fue el siglo de los genoveses, especialmente el período 1557-1627, entre la primera y la cuarta bancarrota de la monarquía española, entre la época de los Fugger (1520-1557) y la de los holandeses de Amsterdam. Así mismo, continuando con el tema de la bancarrota de 1557, en el libro de Inmanuel Wallerstein titulado El moderno sistema mundial: la agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI publicado por SIGLO XXI, Madrid, 1979 vemos en la página 260 que comenta lo siguiente : “Los imperios de los Habsburgo y los Valois fracasaron ambos, y se hundieron juntos. No sólo España, sino también Francia se declaró en bancarrota en 1557”. En esos libros se comentan también las siguientes bancarrotas aunque para el reinado de Felipe II un libro que utilizo con frecuencia es ULLOA, M., La Hacienda Real de Castilla en el reinado de Felipe II, Madrid, 1977.

    Espero que esto te sirva de ayuda y que comentes algún artículo más de los que publico en el blog.

    De nuevo muchas gracias. RosaNavarrete.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Posts

1 2 3 4
June 6th, 2007

¿QUÉ ES LA HISTORIA CULTURAL?. CAP. 2

CAP.2 PROBLEMAS DE LA HISTORIA CULTURAL Un siglo después de su publicación, las obras de los grandes clásicos,Burckhardt y Huizinga, muestran al […]

May 8th, 2007

¿Qué es la Historia Cultural?, un libro de Peter Burke (capítulo 1)

¿QUÉ ES LA Hª CULTURAL? PETER BURKE Peter Burke[1] (nacido en 1937)historiador británico. Doctorado por la universidad de Oxford. Durante dieciséis años […]

March 11th, 2007

APUNTES SOBRE BIBLIOGRAFÍA

Hace no mucho unos amigos decidieron apuntarse al gimnasio. Entusiasmados con la idea de ponerse en forma acudieron a unos […]

March 2nd, 2007

RETRASO EN LAS NOTICIAS

Lamento anunciaros que me estoy retrasando un poco en la publicación del artículo referente a bibliografía sobre la vida económica de […]

February 15th, 2007

NUEVA ETAPA

Con el término del cuatrimestre se dan por concluidas las clases de la asignatura “Historia Económica en la Edad Moderna” […]

February 15th, 2007

“LOS NOBLES Y LOS CURAS NO PAGAN”

“Los nobles y los curas no pagan”, poco más se sabe al salir del instituto sobre la Historia Económica en […]

February 11th, 2007

COMENTARIOS

Hoy (domingo, 11 de febrero de 2007) he recibido bastante emocionada el primero de los comentarios a uno de mis artículos. […]

February 10th, 2007

LOS PRECIOS

Determinar el papel de la influencia de los precios en un sistema económico es algo fundamental, puesto que mediante el […]

February 10th, 2007

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS E INSTRUMENTOS DE LA VIDA FINANCIERA MODERNA

A pesar de que los instrumentos financieros no se crearon en la Edad Moderna, tienen su origen en el Medievo, […]

January 27th, 2007

ESTADO Y FINANZAS

Las haciendas de los distintos estados europeos se veían, a comienzos de la Edad Moderna, como organismos obsesionados por aumentar […]